Armando del Río

Hablar del actor Armando del Río, es hablar de múltiples vidas que se mezclan desde lo más poético hasta lo más dramático pasando por los viles momentos de personajes masculinos a los que nadie quisiera encontrar en una noche solitaria. Pero más allá de los papeles que interpreta, más de cuarenta ya en su haber, en estos momentos acaba de terminar de rodar El Nudo, el nuevo thriller de “amor prohibido” de Atresplayer Premium. Da vida a “Javier, el hijo de una de las dueñas de la Universidad Rafael Becker. Mi madre, con la que no tengo buena relación, me abandonó de pequeño ya que su nuevo marido, Rafael Becker, no quería tenerme cerca. Años después, cuando el dueño de la Universidad murió, intentó rescatarme y tenerme de nuevo a su lado, pero había muchas cosas que ya estaban rotas. Javier es un personaje con ictuado, enamorado de alguien que no le corresponde y con muchas inseguridades”. Además, regresa a su tierra natal, Zaragoza, con El último show. “Mi personaje es Dámaso, una especie de Bon Vivant, inmaduro emocionalmente y enamorado de una mujer bastante más mayor que él. Es un buen tío, algo bobalicón, muy pagado de sí mismo, muy viajado pero con una gran predisposición al drama. Necesita gustar a toda costa y si no lo consigue, el mundo se derrumba a su alrededor”. Estrena Penoza,  el thriller basado en la serie policiaca holandesa. Y está de lleno con Karma, cortometraje que dirige y produce con su productora Cromagnon, girando por toso los festivales nacionales.